• Después de 4 días de viaje en el buque de Pesca Azteca, náufragos neozelandeses pisan territorio mazatleco.
  • Autoridades navales, elementos de migración y personal de la empresa les dieron una cálida bienvenida a territorio nacional.

El pasado 4 de junio por la noche arribó el Azteca 10, embarcación de la empresa atunera mazatleca, Pesca Azteca que traía junto con ellos 3 náufragos neozelandeses que quedaron en medio del Océano Pacífico tras hundirse su velero.

Los 3 neozelandeses al ver el evidente hundimiento de su velero lanzaron el llamado de alerta esperando que alguien respondiera. Después de 13 horas de espera, el Azteca 5, buque de Pesca Azteca (Grupo Pinsa) encontró a los náufragos al este de Hawái, a mil 700 millas de la costa más cercana. “Gracias a la capacitación de la tripulación del barco pesquero en primeros auxilios se pudo realizar una revisión médica a los neozelandeses quienes fueron reportados en buen estado de salud” comentó Manuel Vázquez, Director General de Pesca Azteca.

Estamos muy agradecidos y asombrados por la labor de los tripulantes de la embarcación comentó Kosta Popov, uno de los náufragos al preguntarle acerca de su experiencia en la embarcación.

Las tres personas rescatadas partieron de Nueva Zelanda con destino a Los Ángeles a un concurso de veleros sin saber que su destino terminaría siendo Mazatlán. Fue un rescate bien planeado “Algo divino” comentó Kosta.

Manuel Vazquez, por su parte, enfatizó que la responsabilidad social no es sólo hablar de cosas bonitas, sino de vivirlas y demostrarla con hechos. Se trata de dar el ejemplo todos los días y sin duda nuestros tripulantes lo dieron.

Al arribo asistieron autoridades navales, elementos de Migración Nacional y personal de la empresa quienes los recibieron con una bandera de Nueva Zelanda para hacerlos sentir como en casa.

“Gracias México” así se despidieron los 3 neozelandeses antes de abandonar el muelle de Pesca Azteca